lunes, septiembre 04, 2006

Guerra Fría (Fines de la...)

Gorbachov aplica la Perestroika con la objetivo de descentralizar la economía con el objeto de tener elementos de libre comercio (permitir la oferta y la demanda), permitir la inversión extranjera, cerrar las industrias deficitarias y darle mayor independencia a las productivas. Termina los planes quinquenales y con la subvención al petróleo, además de disminuir el gasto militar.
Hay una reestructuración política; se llama a elecciones que permitan participar a grupos no comunistas. Y precisamente son estos grupos lo que ganan en las dos principales ciudades y conglomerados industriales: Moscú y Leningrado.
En esa elección comienza a destacar el alcalde de Moscú, Boris Yeltsin, quien pide reformas aún más liberales.
Boris Yeltsin

Moscú

Leningrado (actual San Petersburgo)


Sin embargo las consecuencias de las reformas fueron nefastas para el pueblo ruso porque estos cambio, en especial el de cerrar industrias, significó un auge de la cesantía. Además, al quedar los precios libres, subieron, produciendo inflación. Aumento del costo y de la calidad de vida. Ahora la gente pude comprar menos. Surge la miseria.
Todo esto lleva a que Gorbachov sea destituido y asuma en su reemplazo Boris Yeltsin, quien va a sufrir el intento más serio de los comunistas por volver al poder: Los comunistas en el parlamento intentan apoderarse del poder para destituir a Yeltsin. Sin embargo, en apoyo de Yeltsin salen los jóvenes, formando un cordón humano para proeger al gobierno. Aparecen los tanques y los oficiales jóvenes dan su apoyo a Yeltsin, lo que hunde el intento comunista para hacerlo desaparecer y nunca más volver a intentar.
Las reformas de Gorbachov también tienen consecuencias políticas, ya que en algunos países de la URSS resurge el nacionalismo y los deseos de autonomía política, y algunos de ellos van a desafiar a Moscú declarando su independencia.
El primero es Lituania, al cual Gorbachov reconoce su independencia, por lo que Letonia y Estonia también se independizan. Los tres países son bálticos y pasan a formar de la unión europea.
Antes de su independencia el congreso había puesto un gobierno provisional liderado por Gorbachov que es el que firma la independencia de estos tres países.
Luego Gorbachov es reemplazado como presidente de Rusia por Boris Yeltsin, quien junto al presidente de Ucrania y Bielorrusia firman el acta que da por disuelta la unión soviética y acuerdan firmar la confederación de estados independientes (CEI) integrado por doce países:
Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Morabia (o Moldavia), Georgia. Estados europeos de raza eslava y de religión ortodoxa.
Armenia, Azerbaiján, Kazajistán, Kirguizistán, Tayikistán, Turkenistan, Uzbekistán. Parte asiática de estados independientes y de raza mongola y religión musulmana.
Estos doce estados en política interna son autónomos pero tienen en común la defensa militar. Los doce van a reconocer a Rusia como su representante ante los organismos internacionales.



Conflictos:
- Hay una disputa del liderazgo en la CEI entre Rusia y Ucrania. Pelean por el control de la antigua flota soviética. Rusia la pide debido a que pertenecen a ella por tradición histórica, sin embargo se encuentran en el mar negro que es ucraniano.
Ucrania por otra parte es el estado de la CEI más cercano a Europa, y el temor de Rusia es que temor sea parte de la unión europea.
- Rusia tiene problemas en su interior, ya que Rusia a su vez es una federación de estados, y también posee estados asiáticos del lado del cáucaso. El conflicto está con los chechenios (musulmanes de origen mongol). Quieren su independencia y lo han intentados dos veces, y las dos los han bombardeado. Por esta razón, Rusia y la CEI sufren el terrorismo chechenio.

Chechenia


Con la disolución de la URSS desaparece el socialismo real implantado por Stalin. A partir de 1989 los estados satélites como Hungría, Checoslovaquia, Polonia, Bulgaria, etc.… comienzan a liberarse. En forma pacífica fueron cayendo los regimenes comunistas (a excepción de Rumania donde fue violento) y asumen gobiernos democráticos.
El último de los países en que cae el comunismo fue el más staliniano de todo, la República Democrática Alemana.
Erich Honecker fue el más represivo de todos, llevó a cabo la construcción del muro de Berlín de cuarta generación. Sometió a su pueblo con una policía secreta, temida y eficiente.
El régimen también cayó en forma pacífica, prácticamente solo; los países de alrededor fueron cayendo y estableciendo gobiernos democráticos. Alemania quedó sola. Los alemanes orientales no podían ir a los países capitalistas pero si a los comunistas. Cuando se democratizan esos países, empiezan a huir por ahí a la Alemania Federal. Ya no había forma de detener a la gente, ya no servía el muro. Al final terminó derrumbándose.
Se trató de apresar a Honecker y ajusticiarlo en la nueva Alemania, pero se les escapó y Chile le dio asilo político hasta su muerte.

Erich Honecker